The Wave Pictures @ Sidecar

(22/03/2015)

Que vengan cuando quieran. Estaremos esperando en primera fila. Foto: Ester Solana

Quien ha estado alguna vez en un concierto de The Wave Pictures sabe que sus directos son como ensayos con amigos. No porque no lo den todo encima del escenario, ni porque se equivoquen de notas, ni nada de eso. Más bien porque su propuesta es tan falta de artificios, tan salida de un garaje, que al verlos piensas que podrían ser tus colegas, esos que tenían una banda de rock en el instituto. Por eso, la Sala Sidecar de Barcelona, pequeño antro encantador parecido al mítico The Cavern inglés, les va como anillo al dedo.

De hecho, al verlos pienso que alguien debería decirle a David Tattersall y compañía que dejen de publicar discos. Sí: no es necesario que se pasen meses componiendo, grabando y mezclando encerrados en un estudio. Es mejor que dediquen todo ese tiempo a dar conciertos. Total, han adquirido tal capacidad para crear melodías pegadizas y riffs poderosos que cualquier canción nueva, escuchada por primera vez, es un hit instantáneo que cantamos como si ya lo conociéramos.

El trío británico venía a presentar Great Big Flamingo Burning Room (Moshi Moshi, 2015), su nuevo álbum, para el que han contado con la ayuda del artista Billy Childish. Eso se traduce en una vuelta a los orígenes del rock (no en vano versionan un par de temas de los Creedence Clearwater Revival), con un sonido más lo-fi que nunca. Con temazos como “I Could Hear the Telephone (3 Doors Above Me)” o “Pea Green Coat”, nada podía salir mal. Y nada salió mal, excepto un detalle: la única cerveza que servían era Budweiser (“Agua-con-gas” en español). Muy mal por la parte Nyam de la Sidecar, aunque a los Wave Pictures no pareció importarles en absoluto.

Os presentamos a Jonny Helm, el alma de la fiesta. Foto: Ester Solana

Os presentamos a Jonny Helm, el alma de la fiesta. Foto: Ester Solana

Y es que estos tíos parecen tener solo una cosa en mente: disfrutar. Se sienten como Pedro por su casa (o su garaje). ¿Que al batería le apetece cantar? Pues ale, ahí tienes al carismático Jonny Helm desgañitándose. ¿Que quieren hacer un solo de guitarra? Dale, como los viejos tiempos. ¿Que solo hay Budweiser? Pues nada, a beber. Porque, al fin y al cabo, en eso consiste la música, sea del género que sea. Dar lo mejor de ti. Pasártelo bien. Y, como hacen los Wave Pictures, contagiar tu actitud.

 

Galería de fotos

 

Y si queréis tomar buena cerveza…

Manchester Bar

Manchester Bar

Manchester Bar

Un pub donde ponen buena música y buena cerveza. Un plan genial que haría salivar a los mismos The Wave Pictures (y todavía más después de verse obligados a beber Budweiser).

Dirección: Carrer Milans, 5, Barcelona
Metro: Drassanes <L3>, Jaume I <L4>
Webhttp://www.manchesterbar.com/

 

Escucha lo nuevo de The Wave Pictures

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *