Sigamos viajando

sin irnos de puente

Las vacaciones empiezan a quedar ya muy lejos, ha llegado el otoño y, para colmo, no haces el puente de noviembre (o lo que es peor: lo haces y no te escapas a ningún sitio). Pues tranquilo/a: como ya sabes, en NyamSessions estamos para alegrarte la vida. Por eso, después de viajar por el mundo a través de 5 restaurantes de Barcelona, ahora os traemos 5 discos que, al escucharlos, nos trasladan a otros lugares. Sí, son viajes de apenas 60 minutos, pero quien no se conforma es porque no quiere.

Estados Unidos: Illinois, de Sufjan Stevens

Dicen que lo mejor de un viaje es su recuerdo. Y este disco lo recordarás para siempre. Foto: sufjan.com

Tanto si ya conoces este disco como si no, siempre es un buen momento para descubrirlo o para volverlo a escuchar. Encuentros con alienígenas, recuerdos de juventud, oraciones, ciudades, zombies… Más que un viaje, el maravilloso “Illinois” de Sufjan Stevens es casi una película con un montón de personajes y situaciones que van de lo absurdo a lo emocionante sin que apenas te des cuenta. Un retrato muy particular de la sociedad americana con instrumentaciones increíbles y canciones que ya son himnos generacionales, como “John Wayne Gacy, Jr.” o “Chicago”.

Escúchalo en Spotify

 

Sudáfrica: Graceland, de Paul Simon

Paul Simon se fue a hacer las Áfricas y le salió un disco histórico. Foto: Wikipedia

Este disco es la prueba definitiva de que un viaje puede cambiarte por dentro y hacerte ver las cosas de otra manera. La carrera en solitario de Paul Simon no iba demasiado bien, así que decidió partir hacia Sudáfrica para ver si encontraba la inspiración. Y vaya si la encontró. Se reunió con los mejores músicos de allí y, junto a ellos, parió un disco que es una auténtica obra de arte, fruto del mestizaje bien entendido. Así que ya sabes: siempre que necesites un empujón, ponte el “Graceland” y piensa que la salida puede estar donde menos te lo esperas (ey, Mr. Wonderful: si lees esto, no me copies, por favor).

Escúchalo en Spotify

 

Latinoamérica: Acid, de Ray Barreto

El ritmo corría por la sangre del bueno de Ray. Foto: Deejay

Tal vez Ray Barretto fue una de las figuras que más hizo por la expansión de la música latina en todo el mundo. Podemos encontrar sus legendarias congas en multitud de discos que nos trasladan a Cuba, Puerto Rico o las míticas salas de Nueva York. Si alguien sabía de ritmo latino era él, y en “Acid” tenemos una buena muestra. Déjate contagiar por su personalidad única, que encajaba a la perfección con el funk, el jazz, el soul, la salsa y todo lo que le echaran. Porque todos necesitamos un poco de sano bailoteo de vez en cuando.

Escúchalo en Spotify

 

Islandia: Heima, de Sigur Rós

“Heima” significa “Casa” en islandés. Un buen título para un excepcional retrato. Foto: Sigur Rós Argentina

Si Sigur Rós fueran representantes encargados de exportar la imagen de su país, se llevarían todas las condecoraciones posibles. Su música, gélida y emocional, funciona como retrato de los paisajes de Islandia y consigue que quieras coger el primer vuelo que salga destino Reykjavík (aunque sea de Vueling). Conscientes de que su país siempre ha sido una gran fuente de inspiración para ellos, y en agradecimiento a todo el apoyo que han recibido de su gente a lo largo de su carrera, hace unos años Sigur Rós decidieron realizar una gira-documental con conciertos alrededor de la isla. El resultado es de una belleza difícil de describir.

PD: “Heima” no es el único homenaje de Sigur Rós a Islandia. En junio, transmitieron a tiempo real un viaje por la Ruta 1, la carretera circular que da la vuelta al país, para que pudiéramos contemplarlo relajadamente: http://sigur-ros.co.uk/routeone/.

 

Espacio: Ladies and gentlemen we are floating in space, de Spiritualized

No todos estamos preparados para un viaje interestelar. Foto: Genius

De un viaje a un país que parece de otro planeta a un viaje por el espacio. Los psicodélicos Spiritualized, liderados por el lunático Jason Pierce, siempre se han caracterizado por ser bastante extraterrestres, y con “Ladies and gentlemen we are floating in space” llevaron su música al sitio al que le pertoca: a otra galaxia. Escuchar este disco es subirse a un cohete y dejar que tu cuerpo y tu mente floten entre las estrellas. Por suerte, Pierce y los suyos pensaron en todo, y el material gráfico que acompaña el álbum es como una caja de pastillas para evitar posibles mareos. Las necesitarás.

Escúchalo en Spotify

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *