Los mejores discos de 2015

10) Kurt Vile: B’lieve I’m Going Down
Reposado. A Kurt Vile parece que todo lo dé igual. Estamos convencidos que si le dijéramos que es el número 10 de nuestra lista no saltaría de alegría. Y quizás es por ese pasotismo que nos encanta.

09) Julia Holter: Have You In My Wilderness
De cámara. Otra que parece ajena a todas las modas es Julia Holter. Su nuevo disco nos deja claro que ella solo tiene 3 objetivos: calidad, calidad y más calidad. No os la perdáis.

08) Steven Wilson: Hand. Cannot. Erase. 
Cinematográfico. El genio más genial del rock progresivo nos pone la gallina de piel con su nuevo disco, en el que nos cuenta la trágica historia de J. C. Vincent y retrata nuestra sociedad.

07) Jamie XX: In Colour
Multicolor. Jamie XX es una especie en peligro de extinción. A sus 27 años ya ha hecho todo lo que desea cualquier estrella del pop. Si lo protegemos, publicará discos tan brillantes como «In Colour».

06) The Decemberists: What a Terrible World, What a Beautiful World
Buen rollito. Desde que nos quedamos huérfanos de R.E.M., The Decemberists se han propuesto convertirse en la mejor banda indie-rock del planeta. Y como muestra, un temazo:

05) Benjamin Clementine: At Least For Now
La voz. La revelación del año, certificada por el Mercury Prize (y por nuestro Top 1 del Vida Festival). Pero el verdadero premio de este hombre es su voz. ¡Te queremos en nuestro equipo!

04) Kendrick Lamar: To Pimp a Butterfly
Black Music. Más que un disco de hip hop, «To Pimp a Butterfly» es una clase avanzada de música negra. Un repaso por el soul, el funk, el rap y el jazz con Lamar como maestro de ceremonias.

03) Father John Misty: I Love You, Honeybear
El crooner del Siglo XXI. Descarado y enamorado de sí mismo, sí. Y con un talento sobrenatural, también. Father John Misty es el crooner definitivo (con permiso de Bertín Osborne, claro).

02) Björk: Vulnicura
Desgarrador. Tras publicar los discos más ambiciosos de su carrera, nadie se esperaba que la diva islandesa nos sorprendiera con un álbum de desamor, de una sinceridad que te rompe el corazón.

01) Sufjan Stevens: Carrie & Lowell
Desnudo. El bueno de Stevens se desprende de sus habituales orquestaciones para cantarnos, acompañado casi únicamente de su guitarra, la historia de su madre, de su padrastro y de la relación que Sufjan estableció con ellos. Una historia tan emocionante que se merece, sin lugar a dudas, el número 1 de los mejores discos de 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *