Los mejores discos de 2015

20) Faith No More: Sol Invictus
Revividos. «Sol Invictus» no se puede definir de otra manera que «los Faith No More de 2015». Es decir, suena a los FNM más clásicos, aunque filtrados por el sonido más moderno. Siguen mandando.

19) The Wave Pictures: Great Big Flamingo Burning Room
Garajeros. Si los Wave Pictures siempre han parecido una banda salida de un garaje, en su nuevo disco esta premisa se lleva a la máxima expresión. ¿Lo mejor? Escucharlo en un garaje.

18) Matthew E. White: Fresh Blood
Genuinamente vintage. Ahora que está tan de moda volver al pasado, es imprescindible que existan figuras como las de Matthew E. White, capaces de grabar un álbum como se grababa hace 50 años.

17) Joan Miquel Oliver: Pegasus
Veraniego. Decíamos en nuestra reseña que Pegasus es como tomarse un gazpacho en febrero. Y ahora que solo falta un mes para febrero, estamos más convencidos que nunca.

16) Neon Indian: VEGA INTL Night School
Que el ritmo no pare. Un disco pensado para que no pares de bailar, desde la primera hasta la última canción, con un sonido a medio camino entre Daft Punk y The Chemical Brothers.

15) Destroyer: Poison Season
Reivindicable. Algún día alguien reivindicará la carrera discográfica de Destroyer. Algún día alguien escuchará «Poison Season» y dirá: «¡wow, cómo mola!» Así que… ¿por qué no hacerlo ahora?

14) Alabama Shakes: Sound & Color
Un soplo de aire fresco. En «Sound & Color» hay canciones para todos los gustos, desde reggae hasta ritmos cercanos a la electrónica. Y también hay una de las canciones del año:

13) Sleater-Kinney: No Cities To Love
Asquerosamente jóvenes. Con «No Cities To Love», las Sleater-Kinney están viviendo su segunda juventud. Bueno, de hecho, suenan ahora más jóvenes y directas que nunca. Sin concesiones.

12) Empress Of: Me
Debutando por todo lo alto. Es tan raro encontrar un debut tan desenfadado como el de Empress Of que lo único que podemos hacer es rendirnos a ella. Eso, y no parar de escuchar «How Do You Do It».

11) Florence + The Machine: How Big, How Blue, How Beautiful
Adulta. Como un buen aguacate, Florence está en su momento óptimo de maduración, por lo menos en lo musical. Ha dejado atrás la pomposidad y ha publicado un disco que se convertirá en clásico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *