Las Sessions de nuestra vida

Imagen: Elaboración propia a partir del logotipo original.

Este sábado 21 de abril es el Record Store Day, el día de las tiendas de discos. Una fiesta para todos los que todavía disfrutamos de la inigualable sensación de encontrar, entre estanterías y cubetas, ese CD o vinilo que nos morimos por abrir y reproducir al llegar a casa.

Para unirnos a la celebración, nos hemos selfie-entrevistado (la “selfie-entrevista”: un género periodístico para ser explotado, ahí lo dejamos) con un pequeño test que demuestra la influencia que los discos han tenido, tienen y tendrán en nuestra vida.

 

ESTER

1. Primer disco que recuerdas: Existen las familias disfuncionales y luego está la mía, que funciona pero a su manera. Cuando tenía 7 años, a alguno de mis tíos se le ocurrió la maravillosa idea de regalarme el disco “La última tentación” de Amistades Peligrosas (el título del disco ya no era muy Disney que digamos). El caso es que aquí la menda, que siempre ha tenido una facilidad pasmosa para memorizar la caspa, iba cantando frases adorables como “hoy voy a ir al grano, te voy a meter mano”.

Imagen: Coveralia

2. Primer disco que compraste: Siempre intentaba que me los regalaran, pero diría que la primera vez (o una de las primeras veces) que apoquiné mi propio y escaso dinero de adolescente fue para comprar el “Absolution” de Muse. Me tenían totalmente obsesionada.

Imagen: elquintobeatle

3. Último disco que te has comprado: Un Greatest Hits de Janis Joplin en vinilo. Nunca se sabe cuándo puedes necesitar una dosis de Janis.

Imagen: Amazon

4. Disco rayado de tanto escucharlo: “Transformer” de Lou Reed. Lo descubrí gracias a ese género televisivo hoy demasiado en desuso: el programa musical Sputnik. Me enamoré de la letras, de la estética, de la transgresión y, por supuesto, de esa manera de cantar casi hablada de Lou. Desde entonces y creo que hasta siempre, “Transformer” es uno de esos discos “de la vida”. De la mía, vamos.

Imagen: Amazon

5. Disco perfecto para regalar: Si me caes bien, te regalaría el disco de Buena Vista Social Club. Si me caes mal, también. Creo que hay algo contagiosamente poderoso en esa alegría cubana.

Imagen: Revista Ladosis

6. Tienda de discos favorita: ¿Por qué elegir una tienda cuando puedes tener muchas en un mismo espacio? Me quedo con dar una vuelta por la Fira del Disc de las Cotxeres de Sants y hurgar hasta encontrar aquel vinilo que se viene a casa. Si a esta nueva adquisición le sumas un vermut y una ensaladilla rusa del cercano Buenavista Bar, el plan no puede ser más redondo.

Imagen: El Periodico

7. Disco que te gustaría tener: Alguna recopilación de Charlie Parker para momentos de charlas y vinos entre amigos.

Imagen: Wikipedia

 

JORDI

1. Primer disco que recuerdas: Todo el mundo tiene un pasado, y el mío está ligado a la “música máquina”. Ya sabéis: Máquina Total, Lo + Duro, Paco Pil… y Dream Team, que no sé dónde dejé en formato físico pero que siempre tendrá un lugar en mi corazón.

Imagen: Blog Musik 48

2. Primer disco que compraste: Todavía me acuerdo de ver en la tele a Shirley Manson diciendo que se lo pasaba de puta madre grabando videoclips. Pensé: “esta tía mola”. Así que cuando mis padres me preguntaron qué quería para mi cumpleaños, pedí el disco “Versión 2.0” de Garbage. 20 años después, sigue gustándome muchísimo.

Imagen: Coveralia

3. Último disco que te has comprado: El “Vulnicura” de Björk. No pude resistirme. En primer lugar, porque es uno de mis discos favoritos de los últimos años, y en segundo lugar porque estaba demasiado bien de precio. Le estaré eternamente agradecido a la tienda Cuervo Store de Madrid por esto.

Imagen: Genius

4. Disco rayado de tanto escucharlo: El disco que me cambió la vida y me abrió todo un mundo hasta ese momento desconocido para mí fue el “California” de Mr. Bungle. Me tuvo obsesionado durante muchísimo tiempo y aún hoy creo que me sé todos los cambios de ritmo de memoria. Y hay bastantes.

Imagen: Amazon

5. Disco perfecto para regalar: Un disco que podría recomendar a todo el mundo, sin importar su edad ni sus gustos musicales, es el “Out of Season” de Beth Gibbons & Rustin Man. Atemporal y precioso. Cuando sea viejo, diré: “Ya no se hacen discos así”.

Imagen: CapotonFurioso

6. Tienda de discos favorita: Creo que no me equivoco si afirmo que es en Revolver donde más dinero me he gastado en música. Espero que nunca cierren, y creo que no lo harán, porque tienen un catálogo increíble y muy buenos precios.

Imagen: Cultura de Segunda Mano

7. Disco que te gustaría tener: El vinilo del “Ágætis Byrjun” de Sigur Rós. Tenía 16 años cuando lo escuché por primera vez y me flipó como pocos discos en mi vida. Estoy ahorrando para poder comprármelo en vinilo algún día y volver a emocionarme como cuando le di al play por primera vez.

Imagen: Rock&Pop

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *