Björk: All Is Full Of Love

(director: Chris Cunningham)

Una tarde con los androides. Foto: Ester Solana

Una tarde con androides. Foto: Ester Solana

La historia de All Is Full Of Love es la historia de muchas contradicciones y sensaciones encontradas. De cómo un vídeo sobre dos robots enamorándose puede ponerte la piel de gallina. De cómo, 16 años después (sí, el tiempo también puede ser asquerosamente contradictorio a veces), el clip de Björk dirigido por Chris Cunningham parece más moderno que nunca.

Para empezar, el videoclip contradice los objetivos propios de un videoclip. Por norma general, los artistas suelen emplear este formato para promocionar sus nuevos lanzamientos discográficos. Pues bien, la canción «All Is Full Of Love» pertenece a Homogenic, que se había publicado 2 años antes, por lo que no había ninguna necesidad comercial de realizar un vídeo. De hecho, la promoción del disco ya hacía tiempo que se había terminado y, según Björk, tanto ella como Cunningham tenían más en mente la grabación de un corto cinematográfico que la producción de un clip.

Quizás por este motivo decidieron utilizar una versión de la canción producida por la islandesa en vez de la que aparecía en el álbum, que estaba producida por Howie B. A nivel musical, esta decisión también es contradictoria: en la versión de Howie B, mucho más etérea, apenas hay un ritmo definido, mientras que en la de Björk tenemos una base que nos acompaña durante toda la canción, con una estructura más similar a la de un single radiofónico.

Chris Cunningham «El empanao», Spike Jonze «El seductor», Björk «La loca del manicomio» y Michel Gondry «Como siempre a mi bola»: póquer de ases. Foto: Bjorkish

Si nos centramos en el videoclip y en lo que nos cuenta, parece increíble que una historia tan simple pueda llegar a transmitir tantas emociones. Sobre el papel, sólo son dos robots enamorándose al son de una Björk que no para de repetir que todo está lleno de amor. «Kama sutra meets industrial robotics», resumió Cunningham. Pero hay algo que se nos escapa entre los magníficos planos que lo componen y llega a tocarnos la fibra sensible. Incluso hay quien dirá que es erótico. ¿Pero cómo puede ser erótico un vídeo así? Ah, la contradicción.

Amor robótico. Foto: kraftfuttermischwerk.de

En el fondo, All Is Full Of Love sintetiza en 4 minutos la carrera de Björk, que siempre ha jugado con la unión de mundos aparentemente distantes para crear conceptos realmente emocionantes. Sin ir más lejos, en Homogenic escuchamos cómo la electrónica casa a la perfección con la música de cámara, en Biophilia, la islandesa consigue mezclar la naturaleza con la tecnología, y en Medulla nos convence de que la voz es el instrumento más versátil que existe. Y no me negaréis que no es contradictorio que una artista de vanguardia como ella empezara su trayectoria con un disco de jazz, o que, después de realizar mil y un experimentos, en Vulnicura, su nuevo álbum, decida abrirnos su corazón como si fuera una cantautora.

Una última contradicción para terminar, aunque esta vez de cariz personal. Tuvimos la suerte de asistir a la exposición temporal que el MoMA le ha dedicado a Björk, pero la verdad es que nos decepcionó. No obstante (y ahí viene la contradicción), sólo por poder encontrarnos cara a cara con los robots protagonistas, tras tantos años viendo y escuchando All Is Full Of Love una y otra vez, salimos con la sensación de que valió la pena.

Vídeo

Making Of

 

Créditos vídeo

Dirección: Chris Cunningham
Producción: Black Dog Films
Postproducción: Glassworks

Créditos «All Is Full Of Love (video version)»

Composición y producción: Björk
Mezclas: Mark Spike Stent
Sello discográfico: One Little Indian

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *